viernes, 3 de marzo de 2017

EXIGIMOS AL GOBIERNO DE ARAGON MEDIDAS PARA EVITAR LA LGTBIFOBIA EN EL PAIS




Desde SOA, ante la visita anunciada para el próximo sábado 4 de marzo a nuestro país de un autobús con un mensaje transfóbico, manifestamos que “no debemos permitir la injerencia de ideologías extremistas que invitan al odio, que no son bienvenidas en nuestro país y que no representan a la mayor parte de la ciudadanía aragonesa”.

Esta situación se produce precisamente en un momento en el que la preocupación social ante la realidad de las personas transexuales y, especialmente, ante las dificultades que sufren los niños y niñas transexuales menores de edad, han empujado a varios gobiernos autonómicos, entre ellos el aragonés, a trabajar e impulsar legislaciones específicas en sus territorios para apoyar a estas personas y a sus familias, así como políticas educativas, sanitarias y familiares destinadas a fomentar la plena integración de las y los menores transexuales en sus entornos.

El ataque orquestado por la entidad ultracatólica HazteOír, impulsora del autobús transfóbico que pretende recorrer la geografía del Estado español, supone un ataque directo contra la diversidad de género que no debe ser permitido por los poderes públicos, quienes deben responder ante toda discriminación e incitación al odio, que en este caso, podría incurrir en un delito tipificado en el artículo 150 del Código Penal.

Varias instituciones públicas del Estado, como el Ayuntamiento de Madrid o la Generalitat de Catalunya, han estudiado la posibilidad de aplicar su legislación específica para impedir la circulación del autobús transfobo por sus territorios. En Aragón, sin embargo, las herramientas legales disponibles para evitar la incitación al odio hacia la diversidad afectivo-sexual y/o de género, están todavía pendientes de desarrollarse. 

En concreto, se trata de dos leyes, una referida a derechos de las personas transexuales y otra contra la LGTBIfobia, que todavía están pendientes de tramitación parlamentaria, tras casi dos años de trabajo con las personas y entidades afectadas desde que se inició la presente legislatura. Es necesario, si no obligado, que la tramitación de ambas leyes sea desbloqueada por el Gobierno de Aragón, para poder frenar la LGTBIfobia en todas sus manifestaciones y evitar situaciones como el vergonzoso paseo del autobús transfobo de HazteOir por territorio aragonés.

Por último, animamos a toda la ciudadanía aragonesa y, a las y los trabajadores aragoneses en particular, a participar en la concentración convocada por las asociaciones LGTBI en Zaragoza en la tarde del próximo sábado para mostrar el rechazo al autobús transfobo de HazteOir y para exigir al Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento de Zaragoza que nos dotemos como sociedad de mecanismos para garantizar los derechos de las personas LGTBI, evitar su discriminación y responder ante los delitos de odio.